Los pasos de un día fit

Tener una rutina asignada para los días en los que planeas ejercitarte debe de ser obligatorio para mantenerte en línea con tus objetivos diarios. La organización de tu día debe de practicarse desde que te levantas, por eso te damos los siguientes pasos que creemos que son los básicos para comenzar y mantener alineado tu día fit.

Cardio en ayunas

Llevar una rutina de cardio ligera en las mañanas antes de desayunar ayuda a quemar más calorías ya que tu cuerpo no tiene alimentos que digerir al momento y empieza a quemar más calorías. Se recomienda no hacerlo por más de 45 minutos ya que si se excede el tiempo recomendado, se puede empezar a quemar músculo. Esta actividad, haciéndola regularmente ayuda a entrenar a tu cuerpo a que queme más grasa en otro tipo de actividades físicas posteriores al cardio de esa mañana.

Desayuna sano

Muchas personas adentradas en el mundo fit recomiendan desayunar avena, claras de huevo o un licuado de distintas frutas y verduras. Esto con el objetivo de que sea un desayuno ligero pero lleno de nutrientes, grasas, carbohidratos y proteínas que te ayuden a mantenerte con energía y satisfecho por un largo periodo de tiempo.


Entrenamiento de alta intensidad

Recuerda establecer una rutina semanal en la que designes días específicos para diferentes partes de tu cuerpo, para asegurarnos de que estés entrenando todas las áreas y no solamente te enfoques en una sola. Incorpora pesas a tus rutinas de repetición, cuida que no sean demasiado pesadas pero que creas suficientemente adecuadas para lograr un perfecto entrenamiento en el que sientas que ejercitaste bien tus músculos.


Comida o almuerzo

Pollo, pescado, salmón, huevo. Mete una porción de proteína suficientemente grande para satisfacer tus necesidades. No olvides incluir verduras como calabaza, brócoli o cualquier tipo de lechuga como guarnición y claro, arroz integral, quinoa o una porción de cualquier grano que sea tu preferido. Lo ideal es que mantengas una alimentación balanceada y sana, en la que asegures que estás consumiendo los nutrientes necesarios.


Snacks

Aquí puedes incluir tus snacks favoritos siempre y cuando sean lo más naturales posibles. Te recomendamos prepararte un pan tostado con mantequilla de maní, comer una taza de la fruta de tu preferencia o cualquier otro carbohidrato bajo en calorías. ¡No te quedes sin el antojo!


Cena ligera

Nuestra opción favorita son las ensaladas. Crea y motívate a comer más verduras al hacer ensaladas de tus ingredientes favoritos, con la intención de no llevar una carga muy pesada en el estómago al momento de irte a dormir.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo