El tiempo ya no es excusa

Una de las más grandes excusas para no hacer ejercicio es el tiempo, y es que es cierto, hoy en día el estilo de vida que llevamos es muy acelerado, ya sea por el trabajo, las tareas en casa o de la escuela, los hijos, la pareja, etc. Nos damos tiempo para todo, menos para nosotr@s mismos y ese es un gran error.


A veces pensamos que necesitamos ir al gimnasio para poder tener un entrenamiento completo o, seguramente también has escuchado que debes hacer actividad física con una duración mínima de 1 hora, si no, no te sirve. Si bien es cierto que realizar ejercicio de manera constante y prolongada trae muchos beneficios a tu cuerpo, también lo es que hacer 30 minutos es muy beneficioso.


Es por eso que el día de hoy te traemos los mejores tips para ti que estás muy ocupad@ y has dejado el ejercicio a un lado.


Para empezar, tienes que saber que todo entrenamiento completo debe contener calentamiento, ejercicios y estiramientos; si tuviéramos que repartir esos 30 minutos que tenemos, en esas tres etapas sería de la siguiente manera: 5 minutos para el calentamiento, 20 para los ejercicios y otros 5 para el estiramiento.


La mayoría de personas creemos que el estiramiento es la parte menos importante de un entrenamiento, pero eso es incorrecto, ya que, esta etapa es la que nos ayuda a relajar los músculos que hemos trabajado para evitar tener lesiones. Por otro lado, el calentamiento nos ayuda a activar nuestro metabolismo, preparando así a nuestro organismo para los ejercicios fuertes.



Los ejercicios, las repeticiones e intensidad dependerán de lo que quieras conseguir; lo importante es que trabajes grupos musculares grandes porque esto ayuda a trabajar más en menos tiempo. Dominadas, abdominales, flexiones, etc. Todos estos ejercicios serán tus mejores aliados. Si trabajas con peso, hazlo siempre con mancuernas libres.


Los circuitos isométricos son de los más convenientes. Estos son grupos de ejercicios que implican tensión muscular sin necesidad de movernos del lugar en el que estamos. Sus principales beneficios son: trabaja con tu propio peso (no necesitas elementos extra), son cortos e intensos, lo que reduce el tiempo de entrenamiento, permite fortalecer partes específicas de nuestro cuerpo, Ayuda en los procesos de rehabilitación y a corregir problemas posturales.


Otras buenas opciones son: el GAP o el HIIT, se trata de entrenamientos interválicos de alta intensidad hechos para realizar esfuerzos muy grandes en poco tiempo. de hecho, las sesiones de este último pueden llegar a ser de incluso menos de 10 minutos, resultando aun así muy benéficos.



Para obtener mejores resultados puedes complementar tu entrenamiento con una buena dieta balanceada.


 

Sigue al tanto de nuestro blog para mantenerte informad@ de las cosas que benefician a tu cuerpo. También síguenos en Instagram y Facebook para ser parte de la comunidad HI.


Si te interesa comprar las prendas de las fotos, sólo debes dar clic en ellas. !Irás directamente a la página de la colección completa!


28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo